Colesterol

El colesterol es una sustancia natural que forma parte del organismo humano. Sin embargo, su exceso puede causar enfermedades cardiovasculares.

¿Por qué es importante?

El excedente de colesterol en la sangre va depositándose en las paredes de las arterias obstruyendo así la circulación. Esto deteriora la circulación al punto de poder llegar al infarto de corazón o accidente cerebrovascular.

Colesterol bueno y malo

Es fácil conocer la cifra de colesterol en sangre. Se puede medir el colesterol total y sus fracciones; lo más frecuente es evaluar el valor de dos tipos de colesterol. En el HDL colesterol o “bueno” los valores altos se asocian con un menor riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular. El LDL colesterol o “malo” no causa síntomas y es el que se deposita en las arterias e impide que la sangre llegue a órganos vitales (cerebro, corazón, riñones).

¿Cómo mantener normal o reducir el colesterol?

El excedente de colesterol en la sangre va depositándose en las paredes de las arterias obstruyendo así la circulación. Esto deteriora la circulación al punto de poder llegar al infarto de corazón o
accidente cerebrovascular. Evite y controle esta enfermedad realizando actividad física regularmente, siguiendo una alimentación saludable, manteniendo un peso adecuado y cumpliendo el tratamiento médico indicado en caso de que lo tenga. 

Alimentación saludable

El colesterol circulante tiene dos orígenes: el que fabrica el organismo de acuerdo a sus necesidades y el que recibe de los alimentos de origen animal. Los alimentos que tienen grasas saturadas, grasas trans y colesterol aumentan el colesterol total y el colesterol malo.

Estas grasas se encuentran en: carnes grasas, fiambres, embutidos y snacks, crema de leche, manteca y postres, shortenings, aceite vegetal hidrogenado, oleomargarina y margarina panificados y chocolate cobertura.

Es recomendable que lea las etiquetas y reduzca el consumo de grasa saturada, colesterol y grasas trans. Además, incluya más frutas y vegetales en todas las comidas, más de 5 porciones por día. Incluya pescado todas las semanas. Use moderadamente el aceite, prefiera el de girasol alto oleico u oliva. Evite frituras.

Actividad física

La actividad física también puede bajar el LDL colesterol y mantener alto el HDL colesterol. Caminar, subir escaleras, bicicletear, bailar, correr, nadar, hacer deporte, son actividades válidas para mantenerse en actividad.

Se recomienda realizar como mínimo 150 minutos de actividad física a la semana.

Peso saludable

Un peso saludable minimiza el riesgo de enfermedades. El sobrepeso y la obesidad pueden afectar el colesterol.

Para lograr un peso saludable es recomendable comer en plato de postre para reducir porciones. Evitar alimentos azucarados, gaseosas, alcohol, comida chatarra alta en grasa y sal. Planificar y realizar al menos 3 ó 4 comidas al día, es otra buena práctica.